Ansiedad en gatos: Cómo calmarla

Ansiedad en gatos

Los gatos, al igual que otras mascotas, pueden sufrir de ansiedad.

De hecho, la ansiedad en gatos puede ser causada por diferentes situaciones como la separación con sus cuidadores, las nuevas incorporaciones a la familia de personas y mascotas, mudanzas y otros.

Incluso, la ansiedad en gatos puede presentarse si el minino pasa mucho tiempo solo. 

Los gatos son seres inteligentes y sensibles, y la ansiedad en ellos puede presentarse de diferentes maneras.

Por ejemplo, pueden presentar comportamientos destructivos como arañar muebles y masticar y romper cosas.

También podrían hacer un marcaje con orina excesiva, orinar fuera de la caja de arena y presentar trastornos del tracto urinario. 

También podrían mostrar algunos comportamientos compulsivos como el acicalamiento excesivo.

Un gato que se aísla, se esconde o se niega a interactuar con otros miembros de la familia puede estar sufriendo ansiedad.

Además, los cambios en el comportamiento alimentario, como comer en exceso o comer demasiado poco, pueden ser síntomas de ansiedad. 

Otros signos como la pérdida de pelo y la disminución de la actividad también pueden indicar que tu gato está sufriendo de ansiedad.

En general, será una buena idea visitar al veterinario antes la presencia de síntomas como los descritos. 

[su_box title=»Te recomendamos leer» box_color=»#4fdd8b»]3 maneras de calmar a un gato asustado[/su_box]

Calmar la ansiedad en gatos

Para calmar la ansiedad en un gato, si este está estresado por una reunión familiar o por cualquier evento específico que altere sus rutinas, puedes crear un ambiente relajante.

Así tu gato se sentirá seguro ante lo que puede considerar amenazas.

Esto incluye perros y manos de niños.

Para su espacio puedes proporcionarle a tu gato camas elevadas y postes para rascar.

Si es posible, podrías considerar una puerta que permita que tu gato se sienta tranquilo y seguro.

En su espacio puedes colocar juguetes atractivos para incentivar su comportamiento natural de cazar.

Si notas que tiene juguetes favoritos, prueba a ponerlos cerca de él.

También debes considerar el acceso al agua y alimentos, así como a su caja de arena. 

Una buena idea es poner música relajante, ya que esto podrá ayudar a calmar los niveles de ansiedad de tu gato.

Por otra parte, también podrías hacer un tiempo cada día para jugar e interactuar con tu gato.

Para ello puedes buscar juguetes que los ayuden a estimular los comportamientos naturales de caza y de juego que todos los gatos poseen.

Por ejemplo, punteros de haces de luz o juguetes con varitas. Incluso jugar con pelotas adaptadas a su tamaño puede ser recomendable. 

Usar productos calmantes de venta libre también puede ser indicado para calmar la ansiedad.

En el mercado podrás encontrar algunos productos que contienen feromonas y son capaces de crear sensación de seguridad.

Compra Rasquetas masajeadoras, ya que favorecen la relajación muscular cuando el gato se frota contra ellas.

Haz uso de la Aromaterapia, pues se conoce que algunas gotas de aceites esenciales como lavanda, manzanilla o naranja dulce difundidas en el ambiente pueden tener un efecto calmante.

Hazte de una Catnip. La planta catnip actúa como estimulante para muchos gatos cuando la huelen o muerden. Los relaja y divierte.

Spray apaciguador: Algunos sprays para ambientes contienen feromonas felinas que imitan el efecto de la lactancia y tranquilizan.

[su_box title=»Te recomendamos leer» box_color=»#4fdd8b»]3 maneras de calmar a un gato asustado[/su_box]

En cualquier caso, es recomendable consultar al veterinario. 

Prevención

Para prevenir la ansiedad en gatos puedes hacer ciertas acciones, como proporcionarles un entorno estable y seguro.

Esto implica establecer rutinas para sus actividades diarias como alimentación, sueño y juego.

También darles juguetes que estimulen su mente y asegurarte que tenga espacios para descansar y esconderse.

Imagen cortesía de https://pixabay.com, a quien pertenecen todos los derechos