5 consejos para cuidar a un gato senior

gato senior

Los gatos son mascotas que con buenos cuidados y suerte pueden vivir hasta veinte años.

Sin embargo, a medida que van envejeciendo, debes tener en cuenta los cuidados que debes suministrarle. En general, un gato senior es aquel que ya tiene entre ocho y diez años de edad.

De hecho, a partir de los diez años es el momento en que los gatos empiezan a presentar algunos signos de envejecimiento.

Es decir, es el momento en el que su salud comienza a declinar y debemos prestar un poco más de atención a su cuidado. 

En ese momento, los gatos senior también comienzan a tener cambios dentro de su comportamiento.

Por ejemplo, pueden tener períodos de sueño más prolongados y también podrían estar menos activos y presentar cambios en su apetito. 

Lectura recomendada:

Conoce las necesidades nutricionales de un gato senior

Consejos para cuidar a un gato senior

  1. Alimentación. La alimentación de un gato senior es distinta a la de otros períodos de la vida de un gato adulto.
    En este momento deberás cuidar que tenga un peso saludable que lo ayude a mantener su buena salud.
    El veterinario podrá evaluarlo y recomendar si debe ganar o perder peso. En cualquier caso, puedes ayudar a su digestión distribuyendo la ración diaria en pequeñas porciones a lo largo del día y la noche.

  2. Agua. Los gatos más adultos suelen volverse propensos al estreñimiento y a las enfermedades renales. Es por eso que hay que estar muy pendiente de darle más opciones de agua potable a su alcance.
    Una buena idea puede ser poner a su disposición varias estaciones de agua en los sitios en los que suele estar. Así lo atraerás a tomar más agua.
    También proporcionando más cantidad de alimentos húmedos.

  3. Signos de dolor. Los gatos suelen ocultar muy bien los síntomas de dolor, porque está en su naturaleza felina no mostrar debilidad.
    De hecho, investigaciones revelan que nueve de cada diez gatos senior tienen evidencia de artritis cuando se les hacen estudios especiales como radiografías. Conviene estar atento a los signos sutiles de dolor que pueda tener tu gato.
    Algunos tratamientos con medicamentos y suplementos pueden funcionar para el dolor que provoca la artritis.
    La acupuntura y algunos métodos alternativos como la fisioterapia y el láser también pueden dar buenos resultados.

    Lectura recomendada:

    Conoce las necesidades nutricionales de un gato senior

  4. Salud dental. El cuidado de la salud dental en un gato debe empezar desde temprana edad. Pero cuando los gatos envejecen, las enfermedades dentales pueden volverse más frecuentes.
    Muchas veces este tipo de enfermedades no es evidente y puede provocar daños en otros órganos de su cuerpo.
    Por ejemplo, las infecciones de la boca pueden ingresar al torrente sanguíneo y afectar al hígado, los riñones y el corazón.

  5. Ejercicio. Los gatos senior suelen tener una disminución de su actividad, pero para evitarlo puedes estimularlo para que juegue, trepe y se mantenga activo.
    Es posible enriquecer el ambiente con objetos que motiven a que los escale o a que se esconda o juegue.
    Si su movilidad se ve disminuida, prueba a hacer juguetes más accesibles y a su alcance.
    Recuerda que el ejercicio es una parte importante en la vida de un gato para mantenerse saludable.

Imagen cortesía de https://pixabay.com, a quien pertenecen todos los derechos