Qué especies evitar en un jardín cuando tenemos mascotas

Los jardines son refugios de belleza natural, pero es fundamental recordar que algunas plantas pueden resultar perjudiciales para nuestras mascotas. Los perros, curiosos por naturaleza, pueden morder, lamer o ingerir plantas sin saber que algunas de ellas son tóxicas y podrían causarles malestar o incluso ser letales en ciertos casos. Por tanto, al planificar un jardín en hogares con perros, es esencial conocer qué especies evitar.

Especies a evitar en un jardín con perros

Azalea y Rododendro: Estas hermosas plantas son venenosas para los perros, causando vómitos, diarrea e incluso problemas cardíacos.

Hortensias: Aunque son encantadoras, contienen sustancias tóxicas que pueden generar malestar estomacal, vómitos y letargo en los perros.

Lirios: Son particularmente peligrosos para los gatos, pero también pueden ser perjudiciales para los perros si son ingeridos, causando problemas renales graves.

Aloe Vera: Esta planta, conocida por sus propiedades curativas para los humanos, puede ser perjudicial para los perros, causando malestar gastrointestinal si se consume en grandes cantidades.

Daturas y Plantas de la Familia de las Solanáceas: Incluyen plantas como la belladona, tomate y berenjena. Estas contienen sustancias tóxicas que pueden generar síntomas graves en los perros.

Plantas de Bulbos: Flores como tulipanes, narcisos y jacintos pueden ser dañinas para los perros si se ingieren. Sus bulbos son los componentes más tóxicos.

Plantas de Interior: Varias plantas de interior como la dieffenbachia, filodendro, lirio de paz y anturios pueden ser tóxicas si los perros las muerden o ingieren.

Amapola: A pesar de su belleza, esta flor de pétalos rojos contiene alcaloides. Los expertos aseguran que la ingestión de cualquier parte de la planta puede provocar sedación o un estado de excitación. Algunos de los síntomas de intoxicación por la ingestión de amapola incluyen inapetencia, llanto y pupilas puntiagudas en perros.

Alternativas seguras

Si buscas alternativas seguras para tu jardín y mantener a tu perro a salvo, considera las siguientes especies: 

  • Hierbas frescas: Menta, albahaca y perejil son seguras y pueden ser plantadas en macetas elevadas o áreas que tu perro no pueda alcanzar.
  • Flores seguras: Caléndulas, girasoles y petunias son opciones más seguras y no tóxicas para perros.
  • Árboles frutales seguros: Manzanos, perales y arándanos son seguros y, además, pueden ser una delicia para tu mascota.

A tener en cuenta

Además de elegir cuidadosamente las plantas, es crucial tomar precauciones adicionales. Por ejemplo, enséñale a tu perro qué áreas son seguras en el jardín y supervisa su comportamiento al aire libre.

También puedes utilizar vallas o barreras para restringir el acceso a las áreas de tu jardín donde crecen plantas potencialmente tóxicas.

Por otra parte, si sospechas que tu perro ha ingerido alguna planta tóxica, busca atención veterinaria inmediata.

Un jardín puede ser un lugar maravilloso para que tanto humanos como perros disfruten, pero con la precaución adecuada y la selección cuidadosa de plantas, podemos garantizar un entorno seguro y placentero para nuestras queridas mascotas.

Imagen cortesía de https://pixabay.com, a quien pertenecen todos los derechos

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.