Un perro puede ser hipocondríaco : El enfermo imaginario

hipocondría en los perros

Quienes tienen perros saben que estos son animales sumamente sensibles y muy inteligentes. Pero ¡y tan listos que son los perros! Son capaces incluso de fingir enfermedades que en realidad no tienen. Aunque tal vez ellos sí que creen tenerlas. Pobres! Y es que la hipocondría, es un trastorno psicológico que también afecta a los perros.

Una vez asumida la inteligencia de nuestras mascotas, no debería extrañarnos que éstas lleguen a utilizar la enfermedad como una especie de chantaje emocional hacia sus amos. Y es que, como perceptivos que son, se dan cuenta de que, cuando se ponen malitos, todos a su alrededor se desviven en mimos hacia ellos. Así es un gustazo fingirse enfermito.

¡NO TE LO PIERDAS!
3 curiosidades de los gatos que no conocías

Perros mimados, perros actores

Muchos son los dueños de animales que cuentan cómo su mascota acentúa una cojera que, mágicamente, desaparece cuando se diriguen a la cocina a por comida, o que fingen asfixiarse y recuperan el aliento al ser acariciados. Y es que los animales buscan mimos y no escatiman en esfuerzos y en recursos para conseguirlos.

Dicen los expertos que la hipocondria en animales se produce especialmente en aquéllos que han estado más mimados por sus amos. Así si nuestro perro ha sido tratado como el rey de la casa durante un periodo de enfermedad o convalecencia, pasado este tiempo, si los mimos o atenciones disminuyen, querrá recuperar el trono perdido. No es extraño por tanto que finja una recaída.

¡NO TE LO PIERDAS!
¿Qué significa que un perro sufra de ansiedad por separación?

En cuanto a la solución, lo primero es vigilar que el animal no esté efectivamente enfermo. Si el veterinario asegura que está sano, llénelo de mimos, pero no ceda a su chantaje. Ignore esta actitud o, de lo contrario, estará fomentando  las dotes interpretativas dramáticas de su mascota.