¿Es adecuada la dieta BARF para un cachorro de dos meses?

Cuando la mascota apenas acaba de destetar, sus dueños suelen preocuparse mucho por darle una alimentación adecuada, que promueva el correcto crecimiento del animal. La dieta BARF es idónea en este momento, es un plan nutricional completo e integral.

la dieta BARF para un cachorroLa alimentación es uno de los factores más importantes a la hora de mantener la salud de nuestras mascotas. Y es que una nutrición adecuada y equilibrada permitirá que un perro pueda estar sano, feliz y con un pelaje hermoso. La dieta es una parte esencial del bienestar del canino, y como dueños, tenemos la inmensa responsabilidad de proporcionarle el alimento más óptimo.

El alimento, por supuesto, debe ser el adecuado para la edad. El perro tendrá distintas necesidades alimenticias en cada etapa de su vida, por lo que es muy importante determinar el menú que debe consumir, para promover su correcto crecimiento y desarrollo.

En este escenario, la pregunta que muchos se hacen es: ¿qué darle de comer a un cachorro de 2 meses? Lo cierto es que hay bastantes opciones a considerar, sin embargo, no todas son las mejores para que el cachorro crezca completamente sano.

Muchos dueños, ya sea por pereza o desconocimiento, proporcionan a los cachorros, piensos para perros de 2 años. Aunque estos alimentos son baratos, lo cierto es que no son los más adecuados para los caninos, por una larga serie de factores. Por eso, se recomienda darles de comer alimentos crudos más similares a los que comían las primeras especies, como los lobos.

La dieta de tipo BARF destaca por consistir en un 60% de carne cruda y huesos, y el resto son vegetales, legumbres y granos. Al ser una dieta biológicamente apropiada, se puede administrar a un cachorro en desarrollo de 2 meses. Eso sí, siempre con la supervisión de un veterinario, que pueda llevar el correcto control del crecimiento y la nutrición.

¿En qué consiste?

La dieta BARF es un tipo de alimentación especial que surgió para contrarrestar las típicas dietas basadas en piensos y cereales, que cada vez más se administran a las mascotas. El veterinario Ian Billinghurst notó que los piensos, al ser extrusionados con altas cantidades de calor, perdían sus enzimas y propiedades nutritivas, afectando además a las proteínas. Incluso afectaban a la salud dental de los caninos.

Ian Billinghurst, entonces, ideó la dieta BARF, inspirándose en la alimentación de los ancestros evolutivos de los perros, es decir, de los lobos. Diseñó un plan nutricional que estuviera adaptado a las necesidades de los caninos, siempre teniendo en cuenta cuáles eran los alimentos que ellos debían comer, teniendo en cuenta su evolución. El alimento principal, entonces, es la carne cruda.

Los huesos también son parte importante de la dieta BARF, siempre que se administren de una forma adecuada, también crudos. Según los defensores de esta dieta, la carne y el hueso crudo mantienen sus propiedades naturales y son alimentos perfectos para animales como los perros, sin importar su edad. Incluso, pueden ser ideales para cachorros de 2 meses, siempre que estos hayan pasado por el proceso de destete.

Como se mencionó, en la dieta BARF también se incluyen vegetales, legumbres y granos. Sin embargo, estos se administran como alimento secundario, siempre funcionando como acompañamiento de la carne, los huesos y las vísceras. Se agregan en la dieta para complementar la nutrición del animal, y se pueden administrar tanto crudos, como un poco cocinados, dependiendo del tipo de alimento.

Vía online es posible comprar dietas BARF ideales para cachorros, listas para servir, de tal modo que es posible tener todo lo que el perro necesita comer, ya empaquetado y separado. Aquellos que deseen elaborar la dieta por sí mismos, pueden hacerlo comprando los ingredientes en cualquier supermercado, sin embargo, necesitarán algo de ayuda para preparar las raciones diarias adecuadas, con las cantidades correctas.

Lo ideal es comprar la dieta ya lista, para así tener claro cuántas raciones comerá el animal y cuántas porciones de cada alimento son las indicadas para mantener una dieta BARF equilibrada. Sin embargo, siempre es recomendable la consulta a un veterinario, para que este pueda adaptar la dieta a las necesidades nutricionales de cada mascota específica.

Los beneficios de la dieta BARF

La dieta BARF ofrece una serie de beneficios frente a las dietas tradicionales basadas en pienso o croquetas. La dieta BARF está basada en lo que debe comer un perro, según su evolución y sus necesidades naturales, replicando un poco los nutrientes que podría obtener si viviera en medio de la naturaleza, como sus ancestros evolutivos solían hacer.

Sin embargo, se añaden vegetales y otros alimentos, para así acompañar la dieta, consiguiendo una nutrición completamente efectiva y equilibrada. De esta forma, puede aumentar la longevidad del animal, y su estado de salud se puede mantener óptimo en su totalidad.

La dieta BARF, además, ayuda a mantener la salud de la boca y los dientes del perro. Comer alimentos crudos evita que se mantenga el sarro en la dentadura, limpiándola y manteniéndola higiénica. Esto puede ayudar a evitar que se acumulen bacterias.

La hidratación aumentada es otra ventaja de administrar comidas crudas a un perro. Y es que los alimentos húmedos contienen más agua, haciendo que el canino tenga menor necesidad de beber líquido, pero manteniendo una hidratación adecuada para realizar sus actividades.

El sobrepeso y la obesidad son problemas que con una dieta BARF adecuada no existirán. Al prescindir de los alimentos procesados, el peso de la mascota se mantendrá en el rango adecuado, evitando problemas que puedan afectar a su estado general.

Además, un perro con una dieta BARF, verá un aumento en su apetito. Los alimentos crudos tienen un sabor mucho más intenso que los cocinados o procesados, haciendo que cada vez que vayan a comer, lo hagan todavía con más ganas.

En conclusión, la dieta BARF es recomendable no solo para los cachorros de 2 meses, sino para los perros adultos que requieren un cambio en su alimentación para estar más sanos. De esta forma, el canino podrá vivir durante más años, estando feliz y saludable.