Cómo mantener limpio a tu perro sin bañarlo

limpio a tu perro

Mantener la higiene de tu perro es muy importante para prevenir enfermedades.

Sin embargo, hay que recordar que las mascotas perrunas son diferentes a los seres humanos y bañarlos con mucha frecuencia puede ser incluso perjudicial para su salud.

Es por eso que hemos preparado algunos consejos que te ayudarán a mantener limpio a tu perro sin que esto resulte malo para su salud. 

Mantener limpio a tu perro sin bañarlo

Hay algunos recursos que podrás utilizar para mantener limpio a tu perro sin que esto implique estarlo bañando más allá de lo recomendado por los expertos. Por ejemplo: 

  • Toallitas higiénicas. Las toallitas higiénicas pueden ser una buena solución para higienizar a tu perro sin que lo tengas que bañar. Se trata de un producto formulado especialmente para la higiene de los perros. Además, se trata de un material muy práctico que podrás usar para lavarlo sin mojarlo. 
  • Talcos. Los talcos o champús secos (sin agua) vienen en diferentes formatos. Son especiales para la limpieza de los perros y muy fáciles de aplicar. Se trata de un producto formulado para absorber el exceso de aceite del pelo y la piel de tu perro. 
  • Talcos caseros. Un talco casero puede hacerse mezclando fécula de maiz con bicarbonato de sodio en partes iguales. Añade unas tres gotas de aceite esencial de lavanda o de árbol de te por cada taza de la mezcla. 

Los talcos darán mejor resultado si primero cepillas a tu perro y luego rocías su cuerpo con el talco seco. Luego frótalo y retira el exceso de talco con una toalla.

Cepilla nuevamente y elimina nuevamente los restos de polvo que queden en su pelaje. 

 

Recuerda también que cepillando regularmente el pelo de tu perro no solo evitarás que tu casa esté cubierta de pelos, sino que también mejorará el olor de tu perro. 

La higiene de los perros

Mantener a tu perro con una limpieza adecuada es totalmente necesario para que puedas prevenir enfermedades.

De hecho, los perros deben bañarse en muchas ocasiones bajo indicaciones terapéuticas para aliviar distintos padecimientos cutáneos. 

Además, el baño periódico es irremplazable, tanto para evitar enfermedades al animal, como para proteger a las personas. 

Entre las recomendaciones para bañar a tu perro está la principal, que se refiere a la frecuencia de los baños.

Los veterinarios recomiendan que, como máximo, los perros deben bañarse una vez cada quince días.

Si tu perro recibe más baños, podrías quitar la protección natural que tu perro posee en su piel o generar enfermedades. 

Por otra parte, es necesario utilizar productos formulados especialmente para perros. En ningún caso deberás usar productos para humanos.

Recuerda que los champús para humanos están hechos para el ph de las personas, que es muy diferente al de los perros.

En el mercado encontrarás diversos productos de buena calidad que podrás utilizar para el baño de tu perrito.  

Imagen cortesía de https://www.fellundmeer.de, a quien pertenecen todos los derechos