Pastor alemán, un ejemplo de inteligencia y fidelidad

Una de las razas más populares por su ductilidad, mansedumbre y belleza es, sin lugar a dudas el Pastor Alemán. Estos perros tienen particularidades que los distinguen sobre otras razas, sus orígenes como guardianes de rebaños lobos lograron que desarrollen una valentía e inteligencia admirables.

Algo de historia

Durante fines del Siglo XIX Maximilian von Stephanitz, capitán de caballería del ejército alemán, llegó al primer ejemplar de la raza llamado Horand von Grafath. Éste era un semental de pelo grisáceo con gran carácter y vigor. Luego de algunas décadas se perfeccionó la raza, logrando estandarizarla en las características que hoy vemos en los pastores alemanes.

¡NO TE LO PIERDAS!
Enseña a tu perro a dar la pata

 Trabajador de raza

El pastor u ovejero alemán es un perro de gran inteligencia, tal es así que el hombre ha utilizado su fuerza y resistencia para convertirlo en guardián, perro de ataque y pastor de rebaños; su inteligencia y mansedumbre para trabajos de lazarillo y detección de drogas y explosivos. A su vez, es una raza que se adapta sin problemas a la vida de familia, no es agresivo y nunca atacará a sus compañeros.

¡NO TE LO PIERDAS!
Historias de animales increíbles: Canelo esperó durante 12 años a que su dueño saliera del hospital

Es necesario subrayar que las mascotas, más allá de las características heredadas de su raza, siempre son el reflejo de sus dueños. Este tipo de perro requiere de un amo de carácter firme y con un gran manejo hacia los animales.