Consejos para prevenir la otitis

La mejor prevención para evitar que nuestro animal sufra de las terribles otitis, es mantener siempre limpios sus oídos. Y es que tanto perros como gatos tienen las orejas constantemente  en contacto con el suelo, en especial los ejemplares de orejas largas.

Cómo limpiar las orejas a nuestras mascotas

Lo mejor para limpiar las orejas de nuestro perrito o de nuestro gato sin hacerles daño, es utilizar una toallita limpiadora o un algodón humedecido. Siempre con cuidado de no entrarles al pabellón auditivo. Por ello rechazamos el uso de las bastoncitos y otros objetos punzantes.

Precauciones

La suciedad es lo que hay que arrancar de los oídos de nuestra mascota, y aunque parezca una tontería, debemos tener cuidado en el proceso, pues podríamos hacerles daño o arrastrarle hacia el interior cerumen y otros elementos extraños de manera de que le causaríamos una infección.

¡NO TE LO PIERDAS!
Cuidados del erizo común

Además, durante el baño, debemos evitar que entre agua o jabón en los oídos. Para ello, podemos colocarles en las orejas, un tapón de algodón empapado en aceite de oliva, vaselina líquida o aceite infantil (sin perfume).

Otros peligros son los que tienen lugar en el campo, pues los animales están expuestos a que les penetren en el pabellón auditivo pajas, semillas, ramitas secas, o incluso un insecto.

¡NO TE LO PIERDAS!
6 tips para enseñar a tu perro a responder a su nombre

La otitis puede causar una gran incapacidad en nuestra mascota, e incluso provocar que pierdan el apetito. Por eso, tenemos que estar atentos ante el menor síntoma de la enfermedad.