Por qué los perros entierran comida

perros entierran comida

Los perros, nuestros leales compañeros, a menudo realizan comportamientos fascinantes que dejan a los dueños con preguntas intrigantes. Uno de estos comportamientos es el hábito de enterrar comida, una acción que se remonta a los ancestros lobos de los perros domésticos. Como una muestra de los genes de sus antepasados, muchos perros entierran comida.

Aunque hoy en día la mayoría de los perros disfrutan de platos llenos de comida servida en sus tazones, el instinto de enterrar alimentos persiste. Exploraremos las razones detrás de este comportamiento arraigado.

Razones por las que los perros entierran comida

  • Herencia ancestral: Los perros comparten una herencia genética con los lobos, sus antepasados salvajes. En la naturaleza, los lobos entierran comida para ocultarla de otros depredadores o para almacenarla y tener reservas para tiempos difíciles. Aunque los perros domésticos han evolucionado, este comportamiento sigue siendo una parte intrínseca de su instinto.
  • Instinto de supervivencia: Enterrar comida está vinculado al instinto de supervivencia. En la vida salvaje, los lobos no siempre encuentran presas fácilmente, por lo que enterrar restos de alimentos les permite regresar más tarde para asegurarse una fuente de alimento en caso de escasez.
  • Protección de recursos: Los perros también entierran comida como un medio para proteger sus recursos. Este comportamiento se observa a menudo en hogares con múltiples mascotas, donde un perro puede enterrar su golosina para evitar que otro miembro de la manada se la quite.
  • Hábito de ocultamiento: Enterrar comida es un hábito arraigado en la naturaleza del perro. Pueden esconder huesos, juguetes o incluso objetos que consideren valiosos. Este acto puede ser una respuesta a su necesidad de crear un «tesoro» personal, similar a la forma en que los lobos ocultan partes de la presa para su uso futuro.
  • Influencias ancestrales: Aunque los perros domésticos tienen acceso regular a comida, el hábito de enterrar alimentos persiste debido a la influencia de su entorno ancestral. Aunque los perros no tienen la necesidad real de esconder comida, el instinto sigue presente.
  • Necesidad de privacidad: Los perros pueden enterrar alimentos como una forma de buscar privacidad y seguridad. Este comportamiento puede surgir si sienten que su entorno es incierto o si experimentan estrés. Enterrar comida les proporciona una sensación de control sobre sus recursos.

Permitir comportamientos naturales

Es fundamental permitir que los perros expresen comportamientos naturales como enterrar comida sin intervenir constantemente. Este comportamiento es una parte normal de su naturaleza y no siempre indica problemas de comportamiento.

Proporcionar juguetes masticables o huesos a los perros puede ayudar a satisfacer su necesidad innata de enterrar y ocultar objetos. Esto les permite expresar su comportamiento natural de manera más apropiada.

Por otra parte, un entrenamiento de obediencia bien estructurado puede ayudar a controlar ciertos comportamientos, incluido el hábito de enterrar alimentos. Reforzando comandos como «deja» o «aquí» puede ser beneficioso.

En conclusión, el comportamiento de enterrar comida en los perros tiene profundas raíces en su pasado salvaje. Aunque hoy en día no necesiten esconder sus alimentos para sobrevivir, este instinto persiste como una parte intrínseca de su naturaleza. Comprender y respetar este comportamiento contribuye a una relación más enriquecedora y armoniosa entre los perros y sus dueños.

Imagen cortesía de https://pixabay.com, a quien pertenecen todos los derechos

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.