Cuidado Perros

Cómo saber si tu perro tiene frío

tu Perro tiene frio
Escrito por Mundocachorro

A pesar de que los perros están mejor adaptados que las personas a las bajas temperaturas gracias a su pelaje y a su temperatura corporal, también pueden verse afectados en ocasiones.

Para descubrir si tu perro tiene frío, podrás detectar algunas señales y remediarlas rápidamente. 

Signos de que tu perro tiene frío

Cuando bajan las temperaturas, es natural que tu perro se vea afectado.

Podrás notar que en el invierno, tu perro buscará acurrucarse junto a tí para protegerse del frío.

Es decir, que a pesar de su pelaje, también pueden sentir los efectos de los cambios meteorológicos y sentir frío. 

Los síntomas de que tu perro tiene frío pueden ser los siguientes: 

  • Bajada de temperatura corporal
  • Escalofríos y temblores
  • Acurrucarse constantemente
  • Pérdida de interés por las salidas a la calle
  • Caminata a velocidad menor de lo habitual
  • Piel seca
  • Orejas y nariz heladas 

Cómo ayudarlo a regular la temperatura 

Lo primero a tener en cuenta es evitar situaciones de riesgo como exposición a temperaturas adversas. Asimismo, también hay que saber que hay razas que toleran más el frío como el husky siberiano o el samoyedo.

Este tipo de razas tienen mayor cantidad de grasa corporal y pelaje más grueso para sobrellevar las condiciones climáticas extremas. 

Pero mientras más pequeño sea tu perro y tenga pelo más corto, podrá sentir con más fuerza los embates del frío. De hecho, pueden temblar para elevar su temperatura corporal y como una respuesta ante el frío.  

En casa puedes procurar una temperatura estable, pero sin que haya demasiado calor porque el cambio al salir a la calle podría ser muy brusco.

Para dormir puedes preparar una cama acolchada y caliente que lo aísle del frío y la humedad.

En su cama podrás colocar una mantita y verás como se cubre o enrosca con ella. 

Te recomiendo leer:

Abrigo para mascotas : que viene el frío

Salidas al frío

A pesar de las temperaturas bajas, lo ideal es que tu perro siga haciendo ejercicio y para eso es fundamental mantener los paseos diarios.

Por supuesto, mientras las condiciones de temperatura del exterior lo permitan, tu perro necesita salir, ejercitarse e incluso socializar con otros perros. 

Puedes evitar los paseos a primera hora de la mañana o en la noche y buscar las horas del día en las que las temperaturas sean más elevadas.

Otra recomendación es que realices paseos más cortos de lo habitual para evitar que pase demasiado frío.

En caso de que no puedas adaptar las rutinas de paseo por la razón que fuere, puede resultar una buena idea procurar algún tipo de abrigo para tu perro. Algunas razas como los chihuahuas y los galgos pueden usar una capa que los ayude a protegerse del frío. 

Si llegase a llover durante el paseo, debes secar bien a tu perro al volver a casa.

Revisa las almohadillas de sus patitas, porque al entrar en contacto con el frío y la humedad podrían lastimarse.

Una buena idea puede ser colocarles cremas protectoras formuladas especialmente para tal fin. 

La idea siempre es que protejas el bienestar de tu perro todo lo posible y que pueda seguir ejercitándose a pesar del frío. 

Imagen cortesía de https://www.gloverparkhotel.com, a quien pertenecen todos los derechos