Los sonidos de los loros, te explicamos cómo son

Las diferentes especies de loros existentes tienen la capacidad de imitar, en menor o mayor medida, silbidos, ruidos, palabras y melodías. Siendo esta la característica más conocida de los loros, sin embargo, ellos también realizan diferentes sonidos en el día a día. Este tipo de sonidos, que van desde cantos, gritos o pequeños murmullos, son elementos que los dueños deben llegar a reconocer. Por eso y para conocer un poco más de ellos, en Mundo Cachorro hablaremos sobre los sonidos de los loros, te explicamos cómo son.

Imitación de palabras y sonidos de su entorno

Esta característica se da en ciertas especies de loros, ya que no todos poseen la capacidad completa de imitar a la perfección las palabras emitidas por los humanos. Este proceso se lleva a cabo mediante la repetición y adquisición de un sonido o palabra en particular, como lo puede ser un “hola” o el nombre de una persona.

Es gracias a la estructura cerebral y a un órgano llamado siringe, que los loros pueden lograr la imitación de palabras y sonidos de su entorno. Los sonidos que emiten los loros los utilizan para expresarse de una manera única, simbolizando en muchas ocasiones una conexión emocional entre la persona y el ave.

En otros casos, son utilizados como una forma de entretenerse o llamar la atención de los que se encuentran a su alrededor.

Silbidos y cantos

Los silbidos y los cantos suelen estar muy relacionados con el proceso de imitación de los loros, pero no es algo obligatorio. Los loros en la naturaleza también silban o emiten sonidos similares, utilizando diferentes melodías y cantos para expresarse. La característica principal de los silbidos y cantos en loros es que son una clara manifestación de que están felices y sanos.

El cantar o silbar suele ser utilizado por estas aves para mostrar su tranquilidad y la de su entorno. En otras circunstancias, le sirven para obtener la atención de otros miembros de su especie o inclusive para guiarse o darse indicaciones cuando la situación lo amerita.

Gritos

Existen varias razones por las que un loro puede gritar, ya sea por imitación, problemas de conducta, nerviosismo, dolor y miedo. Los loros suelen ser animales muy ruidosos, por lo que no es de extrañar que hagan ruido al amanecer, al mediodía y cuando todo el mundo cree que están dormidos.

Sin embargo, cuando el sonido es directamente un grito y no la derivación de un silbido, canto, palabra o reacción casual, puede que exista un problema. En algunos casos el causante puede ser un simple susto, pero en muchos otros puede ser una manifestación de estrés, ansiedad o dolor. Lo que suele estar acompañado de otros síntomas como el arrancarse las plumas o realizar movimientos repetitivos.

Imagen cortesía de (www.clarin.com), todos los derechos reservados.