A los conejos también se les reseca la piel

Los conejos tienen la piel suave, fina y rosada, como los bebés. Y por ser tan delicada está expuesta  a sufrir diversos problemas de salud. Los ácaros, la sarna o la tiña son algunas de las dolencias más comunes, junto con la edad y el nivel de higiene del animal.

Enfermedades

Los ácaros: Son parásitos que atacan al tronco del conejo provocándole prurito y enrojecimiento de la piel. La zona afectada aparecerá con escamas y caída del pelo. A los humanos no nos afecta, así que podemos coger y mimar a nuestro conejo sin miedo. Llévale al veterinario si presenta los síntomas.

¡NO TE LO PIERDAS!
¿De qué se alimentan las iguanas?

La sarna: Afecta principalmente a las orejas, el hocico, las patas y la frente. Se cura con antibióticos.

Además los conejos pueden verse atacados por pulgas y piojos, especialmente si está en contacto con gatos. Aunque no es grave y se puede solucionar fácilmente en el veterinario, conviene atender el problema con rapidez porque los piojos del conejo pueden causarle debilidad, falta de apetito y dermatitis, ya que son parásitos que se alimentan de su sangre.

Cómo reaccionar

¡NO TE LO PIERDAS!
Cómo enseñar a tu cacatúa a volar hacia ti

Una visita al veterinario nos revelará la causa de la piel seca y nos indicará el tratamiento a seguir para eliminar los parásitos o, en caso de alergia, para hidratar y calmar la piel.

Otros consejos a seguir son bañar al conejo con un champú hipoalergénico. Enjuágale bien y sécale con suavidad con una toalla. Cepillar al conejo con frecuencia es otra buena opción pues activa su circulación.

Los ácidos grasos, administrados en su comida de forma periódica, son buenos para paliar problemas de piel en conejos ancianos.